La Fundación Maite León en “Un Mar de Sueños”

Aquel que una vez dijo “El tiempo todo lo cura” en parte se equivocaba. Esta sana y reconfortante afirmación, en su común uso, olvida precisamente aquello que la hace reconfortante y sana, aquello que la transforma de sentido común, en comúnmente sentido.

Decir “El tiempo todo lo cura” tiene tres posibles peligros. El primero, decirlo cuando aquello que queríamos curar ya ha sido curado, de manera que otorgamos al “tiempo” como una mano invisible y omnipotente el destino de nuestros hilos, y pasamos de ser héroes vencedores de nuestros propias batallas, a marionetas satisfechas tras padecer nuestro espectáculo.

El segundo: utilizar esta frase como arma arrojadiza de consolación. Decirle a un amigo “El tiempo todo lo cura”, es una silenciosa invitación a dar la lucha por perdida. El amigo que en realidad quiso decir “Tu cura necesita tiempo”, o aún mejor, “Tu cura necesita tu tiempo”, está, sin embargo, arrancando el volante de las manos del amigo y ofreciéndoselo a éste, el no merecido protagonista de esta historia, el tiempo, para que haga con nuestro destino, lo que al mero destino plazca.

El tercero y último – aunque desgraciadamente el más común – de los peligros de nuestra frase del día, es decir “El tiempo todo lo cura”, y esperar en pasiva inactividad a que mi problema se solucione solo. ¿Cuál es el error de esta afirmación? Creer que la vida es un círculo, una rueda deslizándose sobre una eterna pendiente, en la que todo gira y pasa, movida por la mera inercia de la vida cuesta abajo, pero ¡ay!, sin caer en la cuenta de que el que concibe la vida como un círculo, acaba volviendo exáctamente al lugar de dónde partió, retornando a él una y otra vez.

Sin embargo, lo maravilloso de esta afirmación, es cuando es formulada con los ojos fijos en la tormenta, con las ropas empapadas y las fuerzas flaqueantes, por aquél que no apartó la mirada de su propio conflicto. Lo maravilloso de decir “El tiempo todo lo cura”, es la energía que puede contener para iniciar ese tiempo, para crearlo con su misma formulación. El tiempo sólo existe porque nosotros lo delimitamos, lo damos nombre, nos hacemos conscientes de él al reinventarlo. Nosotros no llegamos a un tiempo, sino que nuestro tiempo se crea y recrea indefinidamente desde nuestra llegada. Afirmar “El tiempo todo lo cura”, puede convertirse precisamente en la creación de un nuevo tiempo en el que tenga lugar esa curación.

Y después, al cerrar ese tiempo, miraremos atrás con orgullo, y diremos, como héroes y no como marionetas, que “Lo curamos a tiempo”.

En esta entrada vamos a rendir nuestro más sentido homenaje a esos héroes que dieron la cara a una situación problemática, y hoy pueden mirar atrás y sonreír ante sus inmensos y valiosos logros. Ellos, los héroes anónimos de nuestro tiempo, (tanto más héroes por su anonimato), se merecen el más alto homenaje de nuestra época. Ellos, de verdad ellos, y no otros. (Menos fútbol y más realidad).

La Fundación de Psico Ballet Maite León, y su compañía de Ballet, formada por artistas reconocidos entre 3 y 65 años, presentan hasta hoy día 2 de Mayo, y desde el 29 de Abril, en el Teatro Madrid, una hermosísima interpretación de la ópera “La Gioconda” de A. Ponchielli, y el estreno absoluto de “Mar de Sueños”. Han conseguido poner en escena un espectáculo asombroso, sencillo, auténtico, elaboradísimo, y de verdadera calidad, que sería de por sí aclamado por su valor estético y artístico sin conocer su trasfondo, pero que se convierte en uno de los espectáculos de mayor valía de esta temporada, al conocer los entresijos de su preparación.

El Psico Ballet nació del cuidado y cariño de una madre, Maite León, por su hija, que sufre un problema de discapacidad, al descubrir cuánto bien le hacía la danza, y, según avanzaba en su práctica y observación, constatar que estos beneficios podían aplicarse no sólo a su hija, sino a muchísimas más personas con discapacidad.

En un momento histórico de absoluta ignorancia, desatención y marginación de las personas con discapacidad, Maite León inauguró un tiempo en el que por fín se luchara por los derechos y la igualdad en tratamiento de las personas con algún tipo de discapacidad.

A medida que la Fundación crecía, y la magia del PsicoBallet pasaba de ser una intuición a un auténtico fenómeno, la verdad de la capacidad artística de estos bailarines comenzó a ser una realidad innegable, y demasiado valiosa como para permanecer oculta o limitada a un público. Aquello que empezó como un rumor de boca a boca, se ha convertido hoy, veinte años después, en una reivindicación de la igual o mejor capacidad de crear arte con mayor o igual talento, sensibilidad y habilidad, que las personas que no sufren una discapacidad. Es no ya una lucha, sino la celebración de un triunfo contra un prejuicio que existió durante demasiado tiempo.

Gracias, a Maite León y a todos los héroes anónimos que siguen día tras día celebrando un triunfo con el entusiasmo de aquel que quiere seguir venciendo la batalla eternamente, por haber inaugurado e instaurado un tiempo en el que ya no reina el problema, sino su cura.

Para todos aquellos que no pudieron asistir a la representación en el Teatro Madrid, os comunicamos la buenísima noticia de que la representación “Un Mar de Sueños” se repetirá en la Sala Triángulo los días 20 y 22 de Mayo.

Os dejo la Página de la Fundación Maite León, un artículo informativo publicado en El Mundo, el resumen y presentación de la obra en la Página del Teatro Madrid, y los enlaces a dos vídeos en los que podréis conocer el mundo del Psico Ballet más de cerca.

3 pensamientos en “La Fundación Maite León en “Un Mar de Sueños”

  1. Pingback: Tweets that mention La Fundación Maite León en “Un Mar de Sueños” « café momus -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s