Want to meet Wyndham Lewis?

Hay muchas maneras de conocer a las personas. Hay quien afirma que en el primer cruce de miradas, en ese primer impacto visual, se desvela lo más esencial de nuestro ser. Hay quien, sin embargo, insiste en la necesidad del continuo re-verse, de alzar la moneda al aire y observar qué esconde la otra cara. Hay quien afirma que nunca, por mucho que pase el tiempo, se llega a conocer del todo a una persona (y a su vez quien asimila con terror y quien sonríe con curiosidad ante este último pensamiento), y se sorprende contemplando de cerca y de lejos lo eternamente familiar y, de un modo casi mágico, siempre sorprendente.

¿Se puede conocer, sin embargo, a alguien al que nunca conoceremos?

¿Permitirá la barrera del tiempo que las personalidades más fascinantes de nuestro tiempo nos sean inaccesibles? Con sinceridad pienso que hay personalidades que ninguna barrera – temporal, espacial o conceptual- podría contener, y entre ellas podemos destacar la de Wyndham Lewis.

Por sus obras los conocerás. Y este hombre, en particular este hombre, más que obrar, fue en si mismo obra. Hay personalidades de este mundo que son en sí una obra de arte, y cuya obra de arte es inseparable de su personalidad.

Si todo esto es cierto, no ha habido – desde la muerte del artista en 1957 – mejor modo de conocerle que visitar la exposición actual que presenta la Fundación Juan March. Organizada con la colaboración de Paul Edwards (el mayor experto actual en Wyndham Lewis), es la más completa exposición de sus obras realizada jamás, reuniendo más de 150 obras y de 60 publicaciones del artista.

¿Y quién es Wyndham Lewis? Un artista que representa en sí un movimiento, el vorticismo, creador de la revista BLAST (soporte de la obra y pensamiento de los artistas de este movimiento), pensador, escritor, personalidad extremadamente creativa y sensible, a la par que profundamente gamberra y provocadora.

¿Qué nos mostrará la exposición? Como el mismo nombre del movimiento lo indica, un vórtice depercepciones, recuerdos, personajes, emociones, girando en fuertes trazos de color, en líneas sólidas futuristas y cubistas, capaces de arremeter contra las injusticias de la primera mitad del siglo XX a golpe de brochazos de cubismo y futurismo, pero capaz de reposar en un instante y plasmar en finos, detallados y profundamente reveladores trazos de gouache y plumilla las personalidades, las individualidades y sensibilidades de cada uno de los seres humanos que se vieron atrapados por ese potente y terrible vórtice que fue la historia de su tiempo.

Capaz de entender su época, comprender y profetizar las atrocidades de la guerra, Lewis es capaz de representar rocío y tormenta en sus cuadros, y reflejar con el mismo acierto lo absurdo y terrible del mundo que se destruye, y la belleza de la capacidad creadora del hombre. Encontraremos referencias al Lebensraum alemán, a la guerra, y alegorías del mito de la creación y la feminidad, así como multitud de cuidados y reveladores retratos.

Una exposición completísima y de profundísimo interés. Aconsejadísima la visita gratuita guiada a la exposición, que se realiza los Miércoles: 11.00 – 13.30 y los Viernes: 16.30 – 19.00. Abierto todos los días (excepto 1,2 y 3 de Abril),

Lunes a sábado: 11.00 a 20.00.
Domingos y festivos: 10.00 a 14.00

Gratuita.

Hasta el 16 de Mayo.

Para más información, pincha aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s